Tipos de códigos de barras

La mayoría de los profesionales de la industria que trabajan con códigos de barras no solo los conocen, sino que los identifican de inmediato. Vamos a revisar los tipos principales de códigos de barras.

Es importante destacar que hay diversos tipos de códigos de barras, y cada uno tiene un propósito específico. La elección del tipo de código depende del tipo de negocio e industria. Algunos códigos son más comunes en ciertos sectores, pero es fascinante examinarlos todos. En este resumen, explicaremos los tipos principales de códigos de barras, brindando una visión más completa de su diversidad y aplicaciones en distintos contextos empresariales.

1- EAN

El código de barras EAN, que significa “número de artículo europeo“, resulta ser una herramienta esencial para etiquetar productos al momento de ser escaneados en una caja registradora. Los símbolos EAN presentan una longitud específica, fácilmente identificable a simple vista, y son imperativos en sectores como el minorista y el alimentario. Su aplicación en otras áreas es bastante limitada.

Este tipo de código de barras, al posibilitar la inclusión de 13 dígitos en un espacio reducido, encuentra su principal utilidad en entornos de almacenamiento para gestionar eficientemente el inventario. Inicialmente concebido en Europa, su empleo se expandió globalmente, a excepción de Estados Unidos y Canadá. Es relevante destacar que, dada su capacidad para optimizar la información en un formato compacto, el código EAN desempeña un papel fundamental en el seguimiento de productos y la gestión logística en diversas industrias.

2- Código 39

En algunas industrias, fue necesario asignar códigos de barras a letras y números, y para abordar esta necesidad, surgió el Código 39 (también conocido como Código 3 de 9). Este se ha convertido indiscutiblemente en el tipo de código de barras más popular y ampliamente utilizado. Destaca como el estándar en industrias que no están relacionadas con la alimentación.

El Código 39 tiene la capacidad de codificar números, letras en mayúsculas y caracteres especiales como el signo más (+), el menos (-) y el punto (.). No obstante, es importante tener en cuenta que este tipo de código de barras tiende a generar códigos relativamente largos. Esta característica puede representar una desventaja en situaciones específicas en las que la etiqueta que lleva el código de barras debe tener una longitud limitada.

3- UPC

El código de barras UPC (Universal Product Code) es bastante parecido al EAN, pero se desarrolló principalmente para su uso en Estados Unidos y Canadá. Una diferencia clave con el código EAN es que consta de un dígito menos, es decir, tiene 12 dígitos en total.

Es relevante señalar que en la actualidad hay un acuerdo generalizado que permite el uso tanto del EAN como del UPC a nivel mundial, siendo reconocidos por todos los lectores modernos.

Es importante mencionar que tanto el EAN como el UPC son tipos de códigos de barras que se limitan a codificar números. Para incluir letras en la codificación, existen otros tipos de códigos de barras, algunos de los cuales se detallan a continuación.

4- Código 128

El código de barras Code 128 es muy eficiente en cuanto a la capacidad de almacenamiento de información. A diferencia del Código 39, ofrece una selección más amplia de caracteres en un espacio más compacto. Este tipo de código de barras, conocido por su alta densidad, es especialmente común en la industria del transporte. Una de sus ventajas destacadas es su capacidad para codificar todos los caracteres de la tabla ASCII, proporcionando así una amplia gama de posibilidades de codificación.

5- Postnet

El código de barras Postnet, que se basa en la Técnica de Codificación Numérica Postal, es una forma específica de código de barras empleada exclusivamente por el Servicio Postal de los Estados Unidos. Su principal función es codificar la información relacionada con direcciones y códigos postales de los envíos que gestiona este servicio. Este sistema facilita la clasificación y procesamiento eficiente de la correspondencia, contribuyendo así a una gestión más efectiva del servicio postal.

6- ITF

El código de barras Interleave Two of Five es bastante común en el ámbito del transporte, donde se emplea para identificar las cajas que conforman un envío. Por lo general, las cajas marcadas con un código ITF contienen productos destinados a tiendas o almacenes. Estos productos, a su vez, suelen llevar etiquetas con códigos de barras EAN o UPC para su identificación más específica. Esta práctica facilita el seguimiento y la gestión eficiente de los productos a lo largo de la cadena de suministro.

7- QR

Los códigos QR son como una versión mejorada de los códigos de barras que estamos acostumbrados a ver en los productos. A diferencia de los códigos de barras lineales, los códigos QR son bidimensionales, lo que significa que pueden almacenar más información en menos espacio. Son esos cuadraditos que contienen patrones específicos y que puedes escanear con tu teléfono móvil o con dispositivos especializados de alta calidad.

Lo interesante de los códigos QR es que permiten una mayor densidad de almacenamiento, lo que significa que pueden contener mucha más información que un código de barras convencional. De hecho, pueden almacenar más de 4,000 caracteres alfanuméricos. Esto los hace útiles para una variedad de aplicaciones, desde enlaces web e información de contacto hasta detalles de productos o incluso boletos de eventos.

La gran ventaja de los códigos QR es su facilidad de decodificación, lo que los hace accesibles para la lectura tanto con dispositivos comunes como teléfonos móviles, como también con equipos más avanzados y especializados. Esta versatilidad y capacidad de almacenamiento han llevado a la adopción generalizada de los códigos QR en diversos campos, facilitando el acceso rápido a la información en la era digital.

8- PDF417

El PDF417 es un tipo de código de barras bidimensional que se caracteriza por su alta densidad, recordando en cierta medida a los crucigramas. Lo que lo distingue de otros códigos de barras es su naturaleza como archivo de datos portátil. Este tipo de código se utiliza en algunos países para la documentación oficial, permitiendo la codificación de información como el nombre de una persona, una fotografía de su rostro y diversos datos de referencia, todo en un espacio bastante reducido.

La sigla PDF proviene de Archivo de Datos Portátil, mientras que el número 417 indica que cada patrón en el código está compuesto por 4 barras y espacios, siendo cada patrón de 17 unidades de longitud. Esta tecnología fue creada en 1991 y en la actualidad se rige por una norma internacional, específica bajo el código ISO/IEC 15438.

9- DotCode

El DotCode es un tipo especial de código de barras 2D diseñado específicamente para garantizar una lectura precisa al imprimirse con impresoras de inyección de tinta de alta velocidad o impresoras láser. Este código presenta una estructura rectangular y se conforma por puntos dispuestos en filas y columnas que deben seguir pautas específicas de distribución para que el código sea considerado válido. Este diseño está pensado para optimizar la eficiencia de lectura, especialmente en entornos de impresión de alta velocidad, y asegurar la integridad de la información codificada.

10- Datamatrix

El Datamatrix, también conocido como codificación de datos 2D, es como un código de barras en dos dimensiones con forma cuadrada, similar al QR. A diferencia del QR, tiene una capacidad de almacenamiento de solo 2,335 caracteres alfanuméricos. Además, a diferencia del código QR, no se puede escanear con teléfonos móviles.

A pesar de estas limitaciones, los códigos Datamatrix ofrecen una gran ventaja: su alta confiabilidad de lectura. Esto se debe a su sistema de información redundante y su capacidad de corrección de errores, lo que permite que sean legibles incluso cuando hasta un 30% de su superficie está dañada. Otra ventaja significativa es que no se requiere un alto contraste para la lectura. Esta combinación de características hace que los códigos Datamatrix sean una opción robusta y eficaz para la codificación y lectura de datos en diversos contextos.

¿Cómo se leen los códigos de barras?

Para poder sacar el máximo partido a los códigos de barras es necesario contar con un buen escáner de código. Según el código de barras con el cual se va a trabajar, el escáner deberá ser uno u otro.

Leyendo el artículo de ElConfidencialDigital sobre los escáneres de barras, nos damos cuenta de que son necesarios si queremos disfrutar de una buena eficiencia en la gestión del inventario. El escáner de código de barras es un dispositivo electrónico que cuenta con un láser a través del cual se puede realizar una lectura del código de barras rápida y sencilla.

La gestión a través de los códigos de barras y el escáner es mucho más sencilla. Si antes hacía falta poner números, ahora todo es de manera automática. Eso hace que la empresa pueda gestionar todos sus recursos con mucha más facilidad.